Welcome to Nothing Ville

En algún lugar del lejano Oeste, se construyó hace tiempo Nothing Ville. Un pequeño pueblo nacido de la necesidad de tener una casa de postas en el trayecto entre dos grandes ciudades. Pero a pesar de su nombre poco aparente, el pueblo tiene su propia historia que hoy me gustaría desvelar.

Normalmente la expansión en el Viejo Oeste suele tener algún promotor, y los creadores del pueblo, así como de la casa de postas, eran Wells Fargo & Co., cuyos servicios de transporte en carruaje ya cubrían gran parte de la costa oeste al no haber ferrocarril por la zona. Con el tiempo, el pueblo sufrió la expansión habitual al ser una de las paradas del trayecto, desde un pequeño hotel, hasta un banco para asegurar el dinero que había de por medio. Al contar con la seguridad de los guardias de la casa de postas y del propio banco, el pueblo nunca necesitó de un sheriff, pese a que a lo largo del tiempo ha habido varios intentos de atracos, y digo intentos, porque todos los forajidos que lo han intentado han acabado colgados como manzanas.

El nombre del pueblo (Nothing Ville) se lo pusieron los lugareños años más tarde, cuando se dieron cuenta de que su pueblo no había salido ni en periódicos ni en anuarios, incluso había mapas en los que no aparecía. Pero este hecho no es algo casual, y es que el recién elegido Gobernador Reynolds se está tomando las molestias de hacer desaparecer el pueblo de aquellos medios de comunicación relevantes.

Al igual que por el día se vive tranquilamente, las noches se ven interrumpidas de vez en cuando con algún tiroteo,  conversaciones susurradas, y el paso de alguna carreta proveniente de no se sabe dónde. Los lugareños hablan entre sí de lo que puede estar pasando, pero saben que es mejor no husmear en los asuntos que no conoces, sobre todo cuándo hay armas de por medio.

Esta situación se lleva dando muchos años, lo que ha “normalizado” la situación, y lo que antes se veía peligroso, ahora forma parte de las vidas de la gente local, dando de esta forma más manga ancha al Gobernador para sus propios negocios. Pero toda esta pacífica actividad se verá interrumpida pronto por tres bestias salvajes.

Ésta sería la pequeña entrada que acompañaría al primer pueblo que nuestros protagonistas pisarán (sin contar tutoriales y demás). Desde un punto de vista de diseño, cada nivel y cada mapa ha de ser único, tanto en aspecto, como en su historia y detalles. Para ello, por un lado le damos un trasfondo, con lo que podremos enfocar mejor el aspecto artístico del pueblo (si es viejo y decadente, si debe ser una ciudad llena de vida, si es un pueblo mercantil….) y además nos ayudará a ver cual puede ser la disposición de los edificios y otros elementos que compongan el nivel.

Por otro lado, el crear la historia nos da la oportunidad de usar lo que se llama “narrativa silenciosa” es decir, decorar el pueblo con detalles que cuenten una historia entre líneas (por ejemplo, balas de agujeros en un callejón podrían indicar que hubo un tiroteo, o un cadáver semi-enterrado podría señalar un ajuste de cuentas), de esta manera, el jugador podrá leerlos y obtener un punto de vista del entorno más completo (claro que hace falta que se preste más atención a estos detalles).

Y con esta pequeña historia sobre el diseño se acabó por hoy, eso sí, en cuanto tengamos el primer escenario listo, ¡ya lo compartiremos con todos vosotros! :D.

Espero que os haya gustado y ¡nos vemos en la próxima entrada!

¡Un saludo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s